Como dije anteriormente en “la vida de un publicista en tiempos de pandemia”, ahora con el auge de las redes sociales, se siente que hay cierta idolatría por este canal y eso ha hecho que aparezcan nuevos gurús de la comunicación, que al parecer reemplazan a los publicistas, creativos y expertos en marcas.

Pues bien, como publicista con 16 años de experiencia que soy, decidí dedicarme a estudiar las redes sociales, algo que por típica rebeldía creativa, no se me había dado la puta gana.

Así que después de quejarme, llorar, gritar, patalear y hasta deprimirme por sentirme excluida de esta nueva realidad, decidí zambullirme en las famosas redes sociales, que cada vez son más!

Porque uno está preparado para Facebook, instagram y Youtube, ¡pues no!, Ahora hay muchas más, que Pinterest, que tiktok, que LinkedIn y otras cuyo nombre no recuerdo ahora mismo, mejor dicho hasta WhatsApp resulta que es una red social… y para rematar, al parecer cada una tiene su tono, su enfoque, su “espíritu”… mejor dicho, es todo un universo de herramientas de comunicación.

Empezaré por tomar uno, dos o tres cursos de marketing digital, de esos que tanto se ofertan, de paso, iré compartiendoles mis aprendizajes, mientras aplico cada concepto que aprendamos de este nuevo universo, el universo virtual.

¡Prepárense!, aquí viene esta Vikinga dispuesta a cazar mitos y verdades de la comunicación digital!… y de paso, ya que estamos en estas, también les iré revelando secretos de la publicidad que hacen a las grandes marcas, justamente eso, grandes.

Noticias relacionadas

  • Las ventajas de usar el video marketing dentro de la estrategia social media de una marca
  • Redes sociales, ciencia o casualidad?
  • Tercer aprendizaje: Del mundo real al mundo virtual